Termómetro de cristal líquido

3,40 

Hay existencias

Compártelo:

Termómetro auto-adhesivo de cristal líquido para controlar la temperatura de fermentación correcta de forma continua. Mide un rango de temperatura de entre 10° a 40° y es una herramienta indispensable para cualquier Homebrewer que quiera elaborar cerveza con rigor.

El termómetro debe pegarse a la superficie exterior del fermentador para controlar la temperatura. No debe sumergirse en líquidos ya que puede dañarse e incluso romperse.

Información adicional

Peso 0.1 kg
  • Termómetro químico sumergible

    6,50  5,50 

    Termómetro químico de varilla con capacidad de medición de -10° a +110°, está dividido en rangos de 1°.

  • Refractómetro de mano

    36,65 

    Refractómetro mecánico de mano para medir el contenido de azúcar tanto en grados Brix (0 a 32%) como en gravedad específica (de 1.000 a 1.120).  Dispone de compensación de temperatura automática de 10° a 30° y gracias a su diseño compacto de 172 mm x 29 mm es fácil de usar y leer. Incluye destornillador, cuentagotas y paño.

  • Borboteador airlock

    1,59 

    Borboteador de plástico con tapón, protege contra las moscas, la oxidación y la contaminación durante el proceso de fermentación. Es adecuado para contenedores en el intervalo de 1 a 50 litros. Es apto para utilizarlo en pasos con un diámetro de 9 milímetros.

  • Densímetro para cerveza

    6,10 

    Densímetro, o también llamado hidrómetro, para medir el grado de alcohol de la cerveza y la atenuación al final de la fermentación, imprescindible para cualquier Homebrewer. Con 2 escalas de color, densidad y grado plato, tiene una escala de 0.999 a 1.100 en peso específico. Mide 22 centímetros de longitud, por lo que es necesario utilizarlo en una probeta de 200 mililitros.